A.MONTERO

INICIO

  • La misa de exequias tendrá lugar mañana sábado en la Iglesia de San Juan Bautista de Chiclana a las 16.30h
El hermano Pedro M. era natural de Chiclana de la Frontera

La Iglesia de Chiclana acogerá mañana el cuerpo sin vida del hermano Pedro Manuel, misionero perteneciente a la Familia Eclesial “Hogar de Nazaret”, que murió heroicamente el pasado 5 de febrero por salvar la vida de siete niños en una playa cercana a la misión de Quinindé, en Ecuador. Tenía 43 años.

Será el propio obispo de la diócesis de Cádiz y Ceuta, D. Rafael Zornoza, quien presida la misa exequial en la Iglesia de San Juan Bautista de Chiclana, la Iglesia Mayor. Será un funeral “córpore insepulto”, de cuerpo presente,  que dará comienzo a las 16.30h. si se confirma la llegada del avión procedente de Ecuador con el cuerpo del misionero gaditano, pendiente de completar los últimos trámites administrativos propios de una repatriación.

El hermano Pedro se consagró al Señor en el año 1990 y hasta 1998 vivió en el Hogar de Nazaret de Córdoba. En este año fue destinado a la misión que el instituto tiene en Quinindé (Ecuador).

Y allí ha servido al Señor, y a los niños desamparados dirigiendo un Hogar y la Escuela-Colegio Sagrada Familia de Nazaret, con una entrega reconocida por aquellos que lo conocían y habían convivido con él.

Al conocer la noticia el obispo de Esmeraldas, el español Mons. Eugenio Arellano, afirmaba que “el hermano Pedro murió como vivió” entregado a Dios y a los niños.

NOTICIA RELACIONADA: MUERE EL MISIONERO PEDRO M. SALADO TRAS SALVAR A 7 NIÑOS