LA LÍNEA DIGITAL

INICIO

TITULAR ORIGINAL: LA ESTRELLA VUELVE A SANTIAGO TRAS UNA RESTAURACIÓN EN LOS TALLERES DE SU IMAGINERO FRANCISCO BERLANGA

25º Virgen de la Estrella. Foto: La Línea Digital

Francisco Berlanga, imaginero de María Santísima de la Estrella,  “me ha proporcionado un cúmulo de sensaciones difícil de explicar”, al explicar que “ojalá pudiésemos volver atrás y remediar nuestros errores”

  • Nuevas manos, retoques de policromía y un rostro suavizado muestran la mejor imagen de la Estrella para sus Bodas de Plata en La Línea

La Eucaristía del sábado 25 de febrero en la parroquia de Santiago Apóstol tuvo un cierre muy especial, con el retorno de María Santísima de la Estrella a su sede canónica.

La imagen, ha estado unos meses ausente de su lugar de culto, para recibir con mimo “y en su casa sevillana”, el tratamiento necesario para recuperar su aspecto después de veinticinco años desde su creación en los talleres de Francisco Berlanga de Ávila.

Bajo el blasón “Estrella, un sentimiento”, que anuncia el 25º aniversario de la llegada de María Santísima de la Estrella a La Línea de la Concepción, el Hermano Mayor de la Hermandad, José Manuel Quero, recordaba como siendo Hermano Mayor Héctor Brunetti  Montoro, se decidió el 15  de septiembre de 1986, cuando se decide acompañar al paso de misterio de Jesús de la Flagelación de un palio presidido por María Santísima de la Estrella.

La talla se encarga a un joven Francisco Berlanga, que la entrega el 12 de enero de 1987, y es bendecida en la parroquia de Santiago como cotitular de la Flagelación el 1 de marzo de 1987, realizando esa Semana Santa su primera salida procesional.

La actual Junta de Gobierno, decide que para la celebración del veinticinco aniversario de la cotitular en la hermandad, debería pasar por una restauración, que retirase de la imagen la huella del paso del tiempo y por ello, vuelven al taller de su creador para realizarle el encargo.

Berlanga, explica ante los hermanos en la parroquia de Santiago que se sintió “realmente emocionado” al volver a tener entre sus manos “una de mis primeras obras, con los desperfectos propios del paso del tiempo como grietas en la madera, oscurecimiento de la  policromía, problemas en los ensamblajes o deterioro por losalfilerazos en cuello, escote y hombros”.

En su primer informe, el imaginero anotó también el estado  de las articulaciones de “piruleta” en los brazos, proponiendo a la Hermandad una intervención que consolidara el engranaje de la cabeza al torso, un cambio de las articulaciones de “piruleta” a unas de “bola”, una limpieza de la policromía analizando minuciosamente la gama de colores originales. Además se propone la sustitución de las pestañas por unas artesanales de marta cibelina, reponer la lágrima perdida en el rostro y añadir una corona que evite la acción de los alfileres.

Francisco Berlanga de Ávila, reconoció la importancia de este trabajo no sólo por ser uno de sus primeros trabajo, sino “porque me proporcionó un cúmulo de sensaciones difícil de explicar. Volvía ella a mi casa y a mis manos veinticinco años después”

Una vez analizada la tala en profundidad, el imaginero reconoce que se han hecho “algunos trabajos mas”,  como el cambio del tocado de la Estrella, “para facilitar el trabajo de sus mayordomos”, destacando que una vez estaba la imagen en su taller, preguntó al Hermano Mayor por las manos y descubrió que los hermanos no estaban del todo contentos con aquel trabajo, indicando a José Manuel Quero, “no te preocupes, se lo que tengo que hacer”.

Y podemos dar fe que así ha sido.

Además de lo detallado, la imagen posee una nuevo tocado, terminado en un peinecillo de oro fino, para facilitar la labor del vestidor. Además, se ha reforzado el candelero y se le ha realizado un pijama con corpiño y falda.

Muy importante, la remodelación de las manos, “para enmendar mi falta de experiencia de entonces y ojalá todos pudiésemos volver atrás y remediar nuestros errores. Estáis en mi corazón”, afirmaba Berlanga.

Un extraordinario trabajo, que ha recompensado con creces la espera de hermanos y cofrades, que podrán  presenciar el próximo 1 de marzo, en el transcurso del triduo de Jesús Cautivo “Medinaceli”, gesto que la Hermandad de la Flagelación agradece públicamente, por ser esta la fecha exacta en la que se cumplen el 25º aniversario de la bendición de María Santísima de la Estrella.