SECRETARIADO DE MISIONES CÁDIZ Y CEUTA

INICIO

  • La diócesis de Cádiz y Ceuta cuenta con dos sacerdotes misioneros en Hispanoamérica, el padre Antonio Diufaín y el padre Andrés Drouet
  • Este día nos acordaremos de nuestro hermano misionero Pedro Manuel Salado de la  “Familia Eclesial Hogar de Nazaret”

El próximo domingo, 4 de marzo de 2012, se celebra la Jornada de Hispanoamérica “Comprometidos con América en la Nueva Evangelización” promovido por el Secretariado Episcopal de Misiones y con la colaboración de la OCSHA.

El lema es “comprometidos con América en la nueva evangelización”. Este mensaje de la “Nueva Evangelización” transmitido tanto por Juan Pablo II, como por Benedicto XVI, refleja el mensaje de Cristo cuando nos dice“Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos” (Mt 28, 19).

Se nos invita también para que este día, todo el Pueblo de Dios, ore para que fortalezca  a nuestros misioneros y suscite nuevas vocaciones que sirvan de voz evangélica en las tierras de América.

Nuestra diócesis tiene en la oración a nuestros dos sacerdotes diocesanos en aquellas tierras (P. Antonio Diufaín y P. Andrés A. Drouet) y a un nutrido grupo de misioneros religiosos y laicos; pero, especialmente durante este día nos acordaremos de nuestro hermano misionero Pedro Manuel Salado de la  “Familia Eclesial Hogar de Nazaret”, que durante toda su vida se entregó a la evangelización hasta el punto de dejarla, el pasado 5 de febrero, por salvar a siete niños de su comunidad,  tengámoslo muy presente tanto a él, como a familiares y a su comunidad, en especial a la de Quinindé en Ecuador donde ha dejado una huella imborrable.

Desde el año 1959 la Iglesia en España viene celebrando una Jornada nacional como expresión de este compromiso con las Iglesias nacientes y en formación de América. Compromiso que no tiene otras condiciones que las mismas necesidades de aquellas comunidades cristianas en formación.

La llamada a la Nueva Evangelización se hizo en el continente americano. Allí hay innumerables fieles cristianos que han sido bautizados, pero insuficientemente evangelizados. Están necesitados de este impulso evangelizador que promueve la Nueva Evangelización y que fue promovido en su momento por los Obispos de este continente con la “Misión Continental”.