EUROPA PRESS

INICIO

  • Aumentan las peticiones de ayuda de familias cuyo cabeza es empleado público y se ven afectadas por los impagos de ayuntamientos
  • Han atendido a 9.000 familias en 2011 y prevén un incremento en 2012

Monseñor Zornoza

El obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy, ha presentado este jueves una campaña de sensibilización de apoyo a Cáritas cuyo objetivo es hacer un llamamiento a todas las gentes de buena voluntad para tratar de ayudar, en lo posible, a las miles de familias que están padeciendo las consecuencias de esta “gravísima crisis económica” como son la pobreza, el desempleo y la exclusión social. Destaca que en 2008, cuando se inició la crisis, Cáritas atendió a 4.000 familias y esa cifra se ha elevado hasta las 9.000 en el año 2011.

   En rueda de prensa, el obispo ha reconocido estar “verdaderamente impresionado” por las situaciones de necesidad que están pasando tantas familias, apuntando que “todo lo que hagamos es poco para impulsar una ayuda mayor y mejor”.

   De ahí esta campaña, que incluye la posibilidad de una domiciliación bancaria de las ayudas de caridad a una cuenta cuyos fondos “se destinan directamente a la asistencia de las necesidades primarias y básicas de las familias”.

   Así, ha invitado especialmente a quienes actualmente no colaboran con nada, a quienes pide que sean “sensibles”, y también a empresas y sociedades que quisieran colaborar y quieran hacerlo de manera institucional.

   En el marco de estas “formas estables de participación”, el obispo invita a plantearse donar “una cantidad proporcional al sueldo” y ha recordado “la costumbre antiquísima de contribuir con los diezos y primicias a sostener las necesidades de la iglesia y de la caridad con los pobres”.

ACTIVIDAD

   En cuanto a la actividad de Cáritas, el secretario general de Cáritas, Jesús Quílez Fúster y la directora técnica de servicios generales, Concha García Vico, han explicado que entre 2008 y 2011 pueden haberse invertido “más de dos millones de euros” en ayudas directas a las familias.

   Los perfiles de los solicitantes se mantienen en la línea de años anteriores, detectándose un incremento de familias cuyo cabeza es trabajador público y se ven afectadas por los impagos de los ayuntamientos.

   Según comentan, en los primeros años de la crisis hubo “una subida muy brusca” de peticiones de ayuda, luego la cifra se estabilizó, habiéndose registrado en lo que va de 2012 un incremento.

   Además, se prevé que sea “la tónica general” durante el año, ya que se ha entrado “en una nueva etapa de recesión” y ya se prevé que el año cierre con “600.000 parados más”, dándose la circunstancia de que el número de personas que acuden a Cáritas es directamente proporcional al paro que existe”.

Durante la rueda de Prensa en la sede del Obispado