D.C. / EUROPA SUR

INICIO

  • Rafael Zornoza es recibido en el salón de plenos, un acto que sirve para estrechar relaciones con la administración local
Zornoza y Landaluce en el Consistorio algecireño

Rafael Zornoza, obispo de Cádiz y Ceuta desde el pasado verano, realizó ayer su primera visita institucional al Ayuntamiento de Algeciras. El prelado fue recibido por el equipo de gobierno en el salon de plenos del Consistorio y a continuación departió con el primer edil, José Ignacio Landaluce, en alcaldía.

Zornoza aseguró que no esperaba un recibimiento “tan solemne” cuando tuvo unas palabras para los presentes tras firmar en el Libro de Oro del municipio y recibir, además de la insignia de la ciudad, varios regalos de manos de Landaluce.

El regidor algecireño aludió a que había “muchos temas que tratar”, aunque sólo se refirió a la colaboración del Consistorio con Cáritas, recordando la subvención asignada en el presupuesto local. Landaluce se felicitó por poder “estrechar relaciones” con el máximo responsable de la Iglesia Católica en la demarcación de Cádiz y Ceuta.

“En momentos en los que desde diversos sectores de la sociedad se vilipendia a la Iglesia es cuando más orgulloso hay que sentirse de ella”, dijo el alcalde.

Acudió al acto un concejal de la oposición, el andalucista Hermenegildo González, y el obispo hizo referencia a los que faltaban, aunque, hay que aclarar, que en un tono cordial desprovisto de reproche. Por parte del equipo de gobierno sólo faltó el edil de Playas, Segundo Ávila. Todos los presentes ocuparon sus asientos del pleno.

“Queremos seguir colaborando lo mejor que sabemos en la marcha de la sociedad”, resaltó Zornoza, al quien acompañó el padre Sebastián Llanes.